sábado, 9 de marzo de 2013

POR SIEMPRE GOLDA


Golda, luchadora incansable.
Golda Meir, líder sionista laborista, diplomática y cuarto primer ministro de Israel, nació como Golda Mabovitch en Kiev (Ucrania) en 1898. Cuando tenía 8 años, su familia emigró a los Estados Unidos. Creció en Milwaukee, Wisconsin, se unió a un movimiento juvenil sionista, se casó con Morris Myerson y, en 1921, ambos emigraron a la Tierra de Israel, ingresando como miembros al kibutz Merjaviá. En 1924, los Myerson se trasladaron a Jerusalem y Golda comenzó a desempeñar una serie de cargos como funcionaria de la Histadrut (Confederación General de Trabajadores), pasando a ser miembro de su “círculo interno”. Fue nombrada jefa de la Sección Política, destinada a emplear el creciente poder de la Histadrut para promover objetivos sionistas tales como la inmigración judía irrestricta.

Cuando, en 1946, la mayor parte de los altos líderes de la comunidad judía fueron detenidos por las autoridades británicas, Golda Meir reemplazó a Moshé Sharett como titular interina del Departamento Político de la Agencia Judía hasta el establecimiento del Estado de Israel, en 1948. De ahí en adelante se desempeñó tanto en la política sionista laborista interna como en los esfuerzos diplomáticos, incluyendo su infructuoso encuentro secreto con el rey Abdula de Jordania en vísperas del ataque árabe al Estado judío en 1948, en un intento por lograr un acuerdo y evitar la guerra.