jueves, 29 de agosto de 2013

EL ÚLTIMO LIBRO DE JUAN GELMAN


"Los libros se suelen escribir solos, ni la conciencia los escribe. A veces escribía siete, ocho poemas a la noche, me iba a dormir, me levantaba y no recordaba ninguno de los textos escritos". Así arrancó Gelman su intervención de la presentación de su último libro acompañado por los escritores Jorge Boccanera y Daniel Freidemberg y el director de la Biblioteca, Horacio González.

Ante un auditorio Jorge Luis Borges repleto, Gelman no dijo más y a cambio regaló algunos poemas de Hoy (Planeta) y de otras de sus obras como Lamento por el sapo de Stanley Hook y Confianzas, ese que reza "Con este poema no tomarás el poder, dice. Con estos versos no harás la Revolucion, dice...".

En el más absoluto silencio y con el aplauso vibrante del público, el poeta con su voz raspada y con la serenidad de los años ofreció un deleite de sus textos. "Gracias por estar aquí y aguantarme", se despidió y despacio se retiró por las calles del barrio de Palermo firmando libros y agradeciendo los halagos de los lectores que lo acompañaron algunas cuadras.

El director de la Biblioteca Nacional, Horacio González, fue el encargado de abrir la presentación con unas pocas pero contundentes palabras: "Vamos a asistir a un espectáculo cultural, al borde de una emotividad que consiste en las palabras de Juan Gelman. Esta reunión va a marcar una noche fundamental de nuestras vidas".

La presentación continuó de la mano del poeta Jorge Boccanera, quien opinó que "Hoy no es otro libro, en el sentido de un libro más. Es la poesía de Gelman que no deja de sorprendernos por la libertad con que trabaja, por su ejercicio de transfiguraciones de todo con todo, por las imágenes que resuenan sobre un entramado de ideas".

"Hoy -valoró Boccanera- es una muestra acabada en pulidas joyas diminutas, de sus viajes posibles hacia el uno y los otros; en esa calle donde la poesía imagina, reflexiona, resiste, anhela y agita sus ramo de interrogantes porque tiene la música de las preguntas".

Y agregó: "Alguien dijo que Gelman inventó un lenguaje, en el caso de este libro ese lenguaje toma la forma de poema en prosa que encuentra su dinámica en núcleos internos que se desplazan, se conectan, se resignifican".

Boccanera contó, retomando a Gelman, que la génesis del libro está en el duelo por la pérdida de su hijo Marcelo y la condena de los asesinos. "Sobre este diálogo con su hijo, el anhelo convive con lo mutilado y sobre este núcleo emotivo serpentean líneas que van a la fugacidad, a los enigmas de la escritura, de la utopía", opinó.

"¿Qué decir frente a todo lo que significa este señor que tengo al lado?", dijo emocionado el poeta Daniel Freidemberg, quien repasó algunos de los interrogantes de Hoy. "El mundo que presenta en este libro es un mundo en que se cayeron todas las explicaciones. Está ahí. Frente a eso sólo queda la palabra poética lanzada a su manera, con sus propios derechos".

"El amor está presente todo el tiempo, muchas veces con un nombre que es Marcelo", redondeó Freidemberg. El resto, como anticipó González, quedará en el recuerdo emotivo de un auditorio Jorge Luis Borges aplaudiendo de pie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario