sábado, 21 de diciembre de 2013

MARIANO ACOSTA TIENE HISTORIA




Hay una sola historia, la que se fundamenta en los documentos. Sin embargo, algunos en vez de documentar la historia, la inventan. Nosotros hemos realizado una investigación histórica y son los documentos que publicamos en el libro Juan Posse, el tabaquero mitrista. Origen y fundación de Mariano Acosta, los que hablan y demuestran la cantidad de mentiras que hasta ahora se habían difundido.

Los marianenses y merlenses hemos sido engañados por una versión histórica falsa, que inventó un prócer para hacerle un monumento. Se han propalado errores garrafales. Juan Posse no nació en 1854, tampoco se casó en 1873, no viajó a Europa para tramitar la repatriación de los restos de San Martín, ni puede considerarse el fundador exclusivo de Villa Posse, porque a mediados de 1910, cuando comienzan a edificarse la estación ferroviaria y las primeras casas, él estaba de vacaciones en el exterior. Fue su hijo Rodolfo (que no murió en 1978, como dice entre tantos errores Humberto Fernández, sino el 17 de marzo de 1963) quien lleva a la práctica el proyecto fundador, designado a la sazón apoderado especial de Villa Posse por la propia Compañía General de Tabacos.

Pretender dividir la fundación de Mariano Acosta es una falta de respeto a la verdad histórica. Porque Villa Posse nace con la estación, y viceversa. Y esto sucede en 1910.

No sólo se ha falseado la historia, también se intenta desconocer el significado del verbo “fundar”. Según el Diccionario de la Real Academia Española, fundar significa “edificar materialmente una ciudad, un hospital, una escuela, etcétera”. Las edificaciones materiales (las primeras casas y la estación ferroviaria) comienzan a concretarse en 1910 y no en 1909, año de la compra del campo y de numerosas gestiones para trasladar la estación Mariano Acosta del Km. 34, 800 a su actual ubicación.

En 1909, la Compañía hizo una fenomenal campaña publicitaria en los medios de prensa porteños para promocionar la nueva marca de cigarrillos Mitre y el concurso de lotes en Villa Posse, un pueblo a fundarse, pero que la empresa tabaquera en los avisos dice que ya estaba fundado con luz eléctrica, tranvías eléctricos y los mejores adelantos modernos.

La inscripción de dominio del campo comprado a Antonina Cascallares, se formaliza el 24 de agosto de 1909. Es un requisito que se debe cumplimentar en toda operación inmobiliaria. Pero de ningún modo puede tomarse como fecha de la fundación de Villa Posse. En el Registro de la Propiedad de la Provincia de Buenos Aires no se fundan pueblos.

Rodolfo Posse es quien compra en 1909 el campo en representación de la Compañía (su padre estaba en Brasil) para subdividirlo y premiar con lotes de terreno y casas a los fumadores de los cigarrillos habanos Mitre. Fue una operación de marketing fenomenal y los Posse ganaron una fortuna. Así, 1909 pasa a ser el año de la compra del campo, de la promoción e invención publicitaria de la villa y de los trámites para trasladar la estación.
La Compañía funda la villa con avisos en los medios porteños, en los papeles, no en el terreno que a fines de 1909 continuaba siendo un campo. A falta de investigación, se impuso esta versión falsa. Y como nunca nadie investigó nada, hemos repetido numerosos errores.

Está probado que de ninguna manera en 1909 se realizaron edificaciones. Además no puede haber fundación de un pueblo en una jurisdicción municipal sin autorización de la Municipalidad. Hay que respetar la autonomía municipal merlense y no decir disparates.

El 6 de abril de 1910, Juan Posse y su hijo Juan Carlos hicieron un poder especial pasado ante el escribano Alberto Haedo –en La Plata- a favor de Rodolfo Posse para que éste firme todas las escrituras de los lotes y realice todos los trámites relacionados con Villa Posse.

La Municipalidad de Merlo aprueba el trazado de los planos el 11 de julio de 1910. Luego comienza la edificación de las primeras casas y en forma simultánea, nace la estación (sus planos fueron aprobados el 30 de junio).

Juan Posse, junto con su mujer, su hijo menor Alfredo Daniel y su cuñada Julia Dirube, se embarcó rumbo a Europa el 8 de junio de 1910 y regresó al país el 18 de noviembre de ese año, cuando Villa Posse ya había sido fundada bajo la dirección y responsabilidad de Rodolfo Posse.

Sólo una mirada oligárquica de la historia le atribuye a Juan Posse un protagonismo que no tuvo. Que alguien sea poderoso y rico no le da carta franca para hacer lo que quiera, mucho menos pueden atribuírseles hechos que no hizo.

Como Juan Posse era el presidente de la Compañía y el accionista mayoritario, y frente a la falta de documentación, siempre se dijo que él había sido el fundador. Con la documentación hallada queda probado que Juan Posse colaboró en el plan fundacional, pero no se lo puede considerar el fundador exclusivo, ya que mientras Villa Posse era fundada -con la construcción de la estación y de las primeras casas- él estaba en Europa.

Quien estuvo al frente del proyecto fundador de Villa Posse, origen de Mariano Acosta, fue Rodolfo Posse.

El 15 de noviembre de 1910 la Dirección General de Ferrocarriles autorizó librar al público el servicio de la estación Mariano Acosta, quedando este día como fecha originaria de nuestro pueblo.

(Todas estas afirmaciones están documentadas. Pueden observarse los documentos en la investigación histórica Juan Posse, el tabaquero mitrista. Origen y fundación de Mariano Acosta, de Horacio Enrique Poggi).


No hay comentarios:

Publicar un comentario