domingo, 27 de abril de 2014

CARTA ABIERTA A HORACIO VERBITSKY


Estimado compañero:


Veinte años atrás jamás lo hubiera llamado “compañero”. Por aquello que Perón una vez acuñó con tufillo maoísta: “el que lucha contra un compañero es porque se ha pasado al bando contrario”. Y como usted ha perseverado en su empresa de demoler la imagen pública de compañeros y compañeras justicialistas, no tuvimos otro medio que colocarlo en la vereda de enfrente. Enfrente del peronismo. Esa avenida amplia y generosa que usted transitó –según mi opinión, equivocadamente- desde las filas montoneras. Así y todo, su pluma extraordinaria ha logrado elaborar un relato histórico en el que usted y una minoría barnizada de presunto heroísmo militante, aparecen como los buenos de la película. Hoy, a los 52 años, golpeado por la vida y la mala política, me tomo el atrevimiento de llamarlo “compañero”. ¿Será por influencia de la oportunista ola franciscana? ¿Por temor a su implacable pluma que tanto temen corruptos y cobardes? De ninguna manera. Lo hago porque en su columna del domingo 27 de abril en Página/12 usted reflexiona en tono autocrítico acerca de los mentados y tergiversados años setentas (en los que ha tenido participación y responsabilidad).  Y la autocrítica merece un reconocimiento porque es un gesto de grandeza que enaltece a quien la pone en práctica.

jueves, 17 de abril de 2014

CIEN AÑOS DE TRISTEZA




Gabriel García Márquez, el Nobel de Literatura colombiano cuyas novelas y cuentos mostraron a decenas de millones de lectores las pasiones, supersticiones, violencia e inequidades de América Latina, murió el jueves en su casa de la ciudad de México, de acuerdo con personas cercanas a su familia. Tenía 87 años.

Su muerte fue confirmada a The Associated Press por dos personas cercanas a la familia del escritor y quienes hablaron bajo condición de anonimato por respeto a la privacidad de los García Márquez.

domingo, 6 de abril de 2014

GABO EVOLUCIONA BIEN


Ganó el Premio Nobel de Literatura en 1982. Foto AP.

Las hermanas menores de Gabriel García Márquez, Aída y Ligia, manifestaron su satisfacción porque, según dijeron, está "evolucionando bien" de los problemas de salud por los que se encuentra hospitalizado en México y expresaron su deseo de tenerlo "muchos años más".

Aída y Ligia, quienes viven en la ciudad colombiana de Barranquilla, afirmaron a Caracol Noticias que cuando supieron a través de los medios de comunicación que su hermano, de 87 años, estaba ingresado al hospital sintieron "una impresión muy grande", según lo publica la agencia española EFE.