miércoles, 25 de junio de 2014

ADIÓS, SEÑORA NOVELISTA




Ana María Matute, premio Cervantes en 2010, académica y una de las grandes autoras de la posguerra, falleció hoy en su domicilio de Barcelona a un mes de cumplir 89 años.

Matute Ausejo -tal su apellido completo- nació en Barcelona en 1925, estuvo nominada al premio Nobel y resultó ganadora de casi todos los premios nacionales de letras y literatura -el Nacional de Literatura y el Planeta-, informó el portal del diario El País.

Se destacó por narrar la posguerra española desde el punto de vista de los niños y por ser la tercera mujer en ingresar en la Real Academia Española (RAE) en sus 300 años de historia.

Los tres géneros en los que brilló Matute fueron la literatura realista, fantástica e infantil, que caracterizaron su obra con un estilo de aparente sencillez que escondía la complejidad del ser humano.

Escribió su primer texto a los cinco años, según recordó alguna vez la escritora. ¿De qué trataba? De un niño que llevaba un vestido muy largo y al que un duende ayudaba a ajustar; pero entonces, ya ajustado, el niño crecía y la vestimenta quedaba corta.

A los 17 nació su primera novela Pequeño teatro, que tardaría mucho tiempo (algo habitual en su manera de trabajar) en terminar y ver publicada, nada menos que como premio Planeta, en 1954.

Hace sólo unos meses, fue la encargada de entregar la última edición del premio Nadal en su ciudad, donde había nacido el 26 de julio de 1925.

La escritora dejó hace poco tiempo a la editorial Destino su nueva novela: Demonios familiares, cuya aparición estaba prevista para septiembre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario