sábado, 30 de mayo de 2015

50 AÑOS DE ROCK ARGENTINO


Por GILLESPI


Cuando en 1965 Los Gatos Salvajes con el gran Litto Nebbia desembarcaban desde Rosario en Buenos Aires, algo todavía innombrado pero destinado a conmover a los jóvenes argentinos había comenzado. Nadie lo sabía aún pero esa llegada estaba dando nacimiento al rock nacional. A 50 años de aquel momento, la primera de una serie de columnas sobre la historia del rock de acá.

lunes, 25 de mayo de 2015

DESCUBRIMIENTO DE LA PATRIA




                1

Dije yo en la ciudad de la Yegua Tordilla:
“La Patria es un dolor que aún no tiene bautismo”.
Los apisonadores de adoquines
me clavaron sus ojos de ultramar;
y luego devoraron su pan y su cebolla
y en seguida volvieron al ritmo del pisón.

                2

¿Con qué derecho definía yo la Patria,
bajo un cielo en pañales
y un sol que todavía no ha entrado en la leyenda?
Los apisonadores de adoquines
escupieron la palma de sus manos:
en sus ojos de allende se borraba una costa
y en sus pies forasteros ya moría una danza.
“Ellos vienen del mar y no escuchan”, me dije.
“Llegan como el otoño: repletos de semilla,
vestidos de hoja muerta.”
Yo venía del sur en caballos e idilios:
“La Patria es un dolor que aún no sabe su nombre”.

jueves, 21 de mayo de 2015

MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES


Decir que el rápido desarrollo de las redes sociales otorga a la ciudadanía un poder hasta ahora inusitado está ya más pasado que el reinado de Carolo. Y además, es mentira. El alud de información complementaria o contrapuesta en circulación es tan variado y masivo que aumenta la posibilidad de estar desinformado por exceso. Este ruido es el de todo el mundo intentando posicionarse y figurar en Internet y las redes con contenidos que carecen o bien de interés, o bien de rigor. Habitualmente, de ambas cosas. Información ensordecedoramente inútil que entorpece la localización de información realmente útil: una nueva censura por colapso propiciada por unos y alimentada por todos. Nos autoengañamos pensando que nuestra voz, intereses y acciones se oyen más y mejor merced a las redes sociales, pero solo somos un dato agregado más, decididamente anónimo en esa nueva sopa digital en la que la individualidad está diluyéndose de forma pavorosa. La información realmente útil continúa en manos de una élite, lejos no solo de una democratización real de la información, sino también de una revalorización del individuo como tal. La misma situación de toda la vida, pero en versión digital.

Hugo Gallego Sánchez
El País, 21-V-2015


martes, 5 de mayo de 2015

BAYER


El escritor Osvaldo Bayer presentó su último libro Los cantos de la sed, en el que reúne poemas nunca antes publicados de su adolescencia, época en la que “solamente quería ser poeta, de ninguna manera escribir prosa”, confesó el también periodista e historiador en lo que fue un encuentro emotivo y con homenajes de sus amigos y lectores en la Feria del Libro de Buenos Aires.

“Maestro”, “gracias por abrirme los ojos”, “usted es un referente” y otros elogios se escuchaban mientras Osvaldo Bayer, algo más encorvado pero siempre con una plácida sonrisa, subía la escalera mecánica para ir camino a la presentación de su libro en la sala Victoria Ocampo de La Rural, a paso lento por sus años pero sobre todo por los abrazos, halagos y fotos de sus lectores.