domingo, 21 de junio de 2015

"REVISIONISMO ACTIVO"




El libro 1815. La Primera Declaración de Independencia Argentina, de Pacho O'Donnell, pone en perspectiva el papel jugado por el caudillo José Gervasio Artigas en esta convocatoria primigenia de la que participaron los 'Pueblos libres' que tuvo lugar en Concepción del Uruguay (Entre Ríos), siempre oscurecida por la historia oficial.

"Es un tema absurdamente postergado en el relato que escribieron los que ganaron las guerras civiles: unitarios, liberales, porteñistas, antipopulares, antiprovinciales que amañaron la historia de acuerdo a sus intereses. Tal vez algo inevitable, ha pasado en otros lados del mundo, por eso me ha interesado tratar de reparar esas faltas", cuenta el autor en una entrevista con Télam.


Escritor, historiador, dramaturgo y médico psicoanalista, O'Donnell es autor de la serie La historia argentina que no nos contaron (El grito sagrado, El águila guerrera, El Rey Blanco, Los héroes malditos), Juana Azurduy, la teniente coronelaBernardo de Monteagudo, la pasión revolucionaria, y El Che, la vida por un mundo mejor.



Este revisionista "activo", como se define, ha publicado también tres libros emblemáticos: Juan Manuel de Rosas, el maldito de la historia oficial, Caudillos federales y La gran epopeya: el combate de la Vuelta de Obligado.



¿Por qué rescatás el rol de caudillo de Artigas? 
Artigas, que es una figura extraordinaria, no sólo es un prócer uruguayo también es un prócer rioplatense y latinoamericano. Él era el jefe de las provincias federales, las aglutinaba en contra del proyecto centralista unitario de Buenos Aires. Esta convocatoria en Concepción del Uruguay se hace en un momento de fortaleza cuando parecía que el federalismo se iba a imponer. 



Buenos Aires le ha entregado Montevideo a Artigas, ha asumido su mano derecha el general Fernando Ortorgués, ha caído Carlos de Alvear su gran enemigo por la revuelta de Fontezuelas y ha asumido como Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata José Ignacio Alvarez Thomas. 



En el libro afirmás que Artigas nunca pretendió la separación de la Banda Oriental de las Provincias Unidas y que su lucha fue por la independencia de España...
Exacto, Artigas estaba convencido de que la única oportunidad de vencer a las tropas realistas era aliado con Buenos Aires, y tal es así que ante esta situación Buenos Aires le ofrece dos veces la independencia de la Banda Oriental. Lo hacen Alvear y Alvarez Thomas. 



Las dos veces Artigas rechaza este ofrecimiento -para borrar ese malentendido no casual que nos enseñan a un prócer de la independencia uruguaya- y afirma su deseo de permanecer en las Provincias Unidas pero dentro de un proyecto federal, republicano, donde no haya predominio de ninguna provincia sobre otra.



Además, que la capital no esté en Buenos Aires, que se repartan equitativamente los derechos de la Aduana, toda una serie de principios que para la óptica centralista eran inaceptables.



¿Los intereses porteños estaban por encima de la independencia de España?
Por lo menos estaban muy interesados en afirmar su poder sobre todo el territorio de las Provincias Unidas.



Un caudillo cercano a Artigas fue Martín Miguel de Güemes ¿Por qué? 
Incluyo en el libro una carta que Artigas le envía a Güemes que no llega a destino porque es interceptada. Los dos eran de origen social bastante alto y se identificaron con los intereses populares y cuando gobernaron lo hicieron con medidas a favor de los humildes, como la congelación de precios, la reivindicación de los derechos de los pueblos originarios...



En el congreso del 29 de junio de 1815 ¿qué medidas te interesa destacar?
Aparte de la declaración de la independencia, que yo reconstruyo porque no hay actas -tampoco sobrevivieron las actas de Tucumán- hay iniciativas como la reforma agraria, donde se quería incautar las tierras de los españoles y de 'los peores americanos' para repartir entre la gente más humilde, también la inclinación de Artigas por el voto popular, reproduzco en el libro el reglamento para la elección de los diputados y no hay casi diferencia con lo que hacemos cuando vamos a votar, pero doscientos años antes.



¿Por qué Belgrano desconfió de Artigas y San Martín lo apoyó? 
Belgrano compartía la opinión de que Artigas estaba boicoteando la lucha contra España, distrayendo tropas de Buenos Aires. En cambio, San Martín tenía una gran cercanía con el federalismo, sus tropas estaban constituidas por gente de las provincias, inclusive cuando organizó a los granaderos convocó a gente del interior. Toda su campaña transcurrió en las provincias, fue gobernador de Cuyo, y eso se ve en el tiempo, el apoyo que le da a Rosas indudablemente esta ligado a su compromiso con la causa federal. 
La invasión de la Banda Oriental desde Brasil por el ejército portugués que tuvo la complicidad del gobierno de Buenos Aires ¿marcó el declive de Artigas?
Sí, por más heroísmo que tenga ya no puede pelear contra los ejércitos de Buenos Aires, contra sus aliados (los caudillos Francisco Ramírez y Estanislao López), contra los portugueses, frentes de batalla sostenidos por un ejército muy irregular, mal armado, con un entrenamiento precario, prácticamente sin uniformes. 



Y detrás de estos enemigos, sin duda, está Gran Bretaña. Porque los doctores unitarios de Buenos Aires proponían un país al servicio de los ingleses. España era aliada de Gran Bretaña y Portugal era una potencia subsidiaria, tal es así que la corona portuguesa había sido trasladada a Brasil por Gran Bretaña. 



¿Dónde obtuviste material sobre el accionar de los espías españoles y portugueses?
En el gran archivo de Artigas en Uruguay encontré comunicaciones de los espías en las que prima una certeza: con Artigas no podían negociar, en tanto con Buenos Aires se podía, con los artiguistas o federales no. 



¿Cuándo ocurrió la división de la alianza de caudillos populares?
Cuando uno llega a Pilar (provincia de Buenos Aires), se lee 'cuna del federalismo argentino' por el Tratado de Pilar, y es al revés, ahí se rompió esa alianza muy poderosa de los caudillos Artigas, Ramírez y López. En la mesa de negociaciones perdieron el triunfo que habían tenido en la batalla contra José Rondeau. 



¿Creés posible que se disipen las dudas que existen todavía sobre esta primera declaración de la independencia en 1815?
No creo que se obtengan todas las pruebas, siguen los defensores de la historia liberal, cada vez que uno quiere agregar una coma ponen el grito en el cielo y con razón porque la historia es un elemento ideológico muy importante. Mitre que era un genio cuando escribe la historia argentina no es ingenuo sabe muy bien que está escribiendo el proyecto ideológico de la organización nacional liberal. 



¿Por qué te considerás un revisionista activo? 
Me ocupo de recuperar aquello que esta reprimido en la historia, quizás ahí hay algo de la veta psicoanalítica, sabés que Freud decía que el tratamiento del psicoanálisis consistía en volver al consciente, las cosas que la represión había hecho inconsciente. En una gruesa traspolación este es el papel del revisionismo verdadero: el que revisa la historia oficial.


Mora Cordeau
Télam

No hay comentarios:

Publicar un comentario