viernes, 5 de enero de 2018

LA FOTO Y LAS PREGUNTAS




Numerosas reuniones han despertado la atención mediática por la flamante conducción del PJ bonaerense, liderada por el ascendente Gustavo Menéndez, que comienza a ocupar espacios en nombre de la unidad y la renovación. Parece que la foto es el mensaje. Transmitir un deseo político por encima de cualquier diferencia circunstancial. Sepultar el pasado reciente. Apuntar a 2019 bajo un paraguas protector del conjunto. Abarcar a la totalidad de quienes se autodefinen “peronistas”. Una propuesta ambiciosa y arriesgada. Quedan en el tintero temas sustanciales. La autocrítica se posterga. Tres derrotas consecutivas ameritan un abordaje exhaustivo. Han sido tres derrotas que tienen una responsable exclusiva: Cristina Kirchner. En 2013 con Massa, que le cerró las puertas al dislate de “Cristina eterna”. En 2015 con María Eugenia Vidal, cuyo liderazgo asoma imbatible. En 2017 con Esteban Bullrich, que le ganó a la propia Cristina para que no queden dudas de que su ciclo está terminado excepto para sus fanáticos. Pero la propuesta de unidad y renovación incorpora a los promotores de esas derrotas. Entonces la lectura de la sociedad civil es automática: “son más de lo mismo”. En política muchas veces hay sumas que restan…Por eso la foto impacta en los medios pero no resuelve lo que se mueve en las profundidades. Y algo más preocupante: ¿decodifica correctamente el mensaje de la soberanía popular que habló en las urnas el 22 de octubre? Las tres derrotas son el resultado de haber dejado al peronismo bonaerense en manos del populismo kirchnerista que practica una oposición vengativa. Desestabilizante. Antisistema. Los nuevos renovadores apuestan al diálogo e invocan a Antonio Cafiero. Abundan las preguntas. ¿Se imaginan a Don Antonio aliado al troskismo, generando violencia política y obstruyendo el funcionamiento del Congreso? ¿Renovar es deskirchnerizar? ¿Es partidizar al justicialismo y convertirlo en un protagonista activo del sistema representativo, republicano y federal? En las respuestas quizá se halle el camino que Gustavo Menéndez –con audacia y perseverancia- intenta recorrer en la estratégica Provincia de Buenos Aires. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario